La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Las Cámaras IP y la grabación en la nube son una alternativa de bajo costo para brindar seguridad al hogar y pequeño negocio.

Publicado 12/05/2016

    La nuevas tecnologías orientadas a la seguridad del hogar y pequeños negocios no significan gastos excesivos que puedan mermar economías familiares. A diferencia de los costosos y tradicionales sistemas de videovigilancia (DVRs. Computadora, monitor, cámaras, discos duros), basta una sencilla cámara ip de aproximadamente 1,500 pesos para aprovechar las bondades de estos nuevos sistemas de seguridad digital.

   

La configuración más sencilla solo requiere de una cámara IP conectada directamente al internet. La señal de video es enviada directamente a los servidores que proporcionan el servicio de almacenamiento en la nube.  No se necesita de una computadora o DVR en el sitio donde se origina la señal para su almacenamiento.

    Una vez que se pone en marcha este sencillo sistema de videovigilancia, se tienen las siguientes ventajas:

  • Visualización en tiempo real desde cualquier computadora conectada a internet, Smartphone o Tablet de lo que está sucediendo en su hogar o pequeño negocio.

  • El servidor de almacenamiento de video puede estar ubicado a cientos de kilómetros de distancia.

  • En caso de un evento delictivo, es imposible destruir la evidencia.

  • Para apoderarse de un determinado video, es tan sencillo como la descarga de cualquier archivo de internet.

  • Configuración de alertas dirigidas al smatphone cuando la cámara  detecte movimientos.

    El principal inconveniente de este tipo de sistemas, es la administración del espacio que se tiene asignado en la nube.  Si bien se pueden contratar varias decenas de gigabytes de almacenamiento con proveedores públicos o privados, lo que incurriría en un costo extra, lo aconsejable es realizar  mantenimiento periódico para tener funcionado el sistema por largos periodos de tiempo.